Emprendedores

La genial alternativa de escribir un libro si estás en paro

Durante los últimos años, la crisis económica se ha cobrado las expectativas de miles de jóvenes quienes, tras terminar una carrera universitaria, se han encontrado día tras días delante de un ordenador postulando para ofertas invadidas de candidatos y con las miras en un horizonte en el que salir al extranjero se convierte en la única opción. Una situación que también experimentan profesionales en paro o emprendedores cuyas ideas no obtuvieron los resultados apropiados. Una ocasión en la que escribir un libro puede plantearse como una opción más productiva de lo que podías imaginar en un primer momento.

Tras 21 años dedicado a la albañilería, el barakaldés Fran Santana se convirtió en otra de las víctimas de la crisis tras la decadencia del sector inmobiliario, situación que le obligó a guarecerse en casa junto a su esposa y sus dos hijos. Tras buscar durante más de un año empleo por todas partes, el albañil se planteó la idea de gestar una novela que llevaba tiempo planeando.

A pesar de las negativas de todo el mundo, tras dos meses de trabajo Santana terminaba “Los niños que ya no sonríen”, un thriller ambientado en Bilbao cuya difusión comenzó muy lentamente, con Santana tegalando ejemplares a sus familiares y amigos o dedicando entrevistas en radios locales. Sería durante una de estas entrevistas cuando un editor quedaría seducido por la propuesta, plantando delante de Santana un contrato editorial que convertiría su ópera prima en un fenómeno de ventas tras su publicación de 2014.

El ejemplo de Fran no es el único en una era en la que las tecnologías y un mayor abanico de opciones a la hora de publicar una obra literaria se convierte en una carrera más competitiva que nunca pero, también, mucho más posible que unos años atrás. 

De hecho, este autor se ha topado en su trayectoria a otras muchas personas, cuarentones sin trabajo y catedráticos destronados que han sopesado las noches gracias una copa de whiski y una inspiración que parece brotar con mayor facilidad que durante el resto de la jornada. Ejemplos de personas para las que la reinvención se convierte en algo incluso necesario en tiempos de crisis.

Es por ello que plantearse escribir un libro como forma de llenar un silencio en el que el teléfono nunca suena puede convertirse en una más que acertada idea siempre que tengas algo que contar, que sigas una cierta organización y que permitas reposar tu trabajo a fin de poder calibrarlo de una mejor perspectiva.

Una idea más que recomendable en un tiempo en que el plantel de opciones para publicar tu obra es más posible que nunca. 

About the author

tetedelune89@gmail.com