Formación

El sistema educativo finlandés como modelo para un nuevo escenario laboral

Finlandia - shutterstock 195794228
Written by Admin

La situación en la que nos encontramos inmersos desde hace siete años ha desembocado en un escenario laboral en el que las viejas premisas de búsqueda de empleo por cuenta ajena estable y bien remunerado es considerado como una utopía, y más aún por la gran cantidad de jóvenes que se encuentran próximos o acaban de finalizar sus estudios universitarios, tal y como se puede observar en las inaceptables tasas de desempleo juvenil, que actualmente sigue superando el 50%.

Ante este nuevo escenario, en el que las viejas reglas en materia educativa se han demostrado inútiles, sería más que conveniente prestar atención a otros modelos educativos que han tomado la iniciativa en cuanto a la integración de mecanismos innovadores para fomentar el acceso del alumnado al mercado laboral.

En este sentido, deberíamos analizar los pasos que está llevando a cabo Finlandia en cuanto a la concepción y desarrollo de su modelo educativo, uno de los más punteros de Europa gracias a su redefinición de la mano de intelectuales como Pasi Sahlberg.

Así, tal y como recoge el artículo de Ana Torres Menárguez, publicado en la edición digital de El País el pasado 30 de marzo de 2015, el modelo educativo de este país escandinavo se está reorientando hacia la enseñanza al alumnado universitario de las capacidades necesarias para la creación de sus propios puestos de trabajo.

En la charla inaugural del Congreso sobre idiomas e innovación LEIF 2015, organizado en Boston por la empresa EF Education First, Pasi Sahlberg afirmó que “el sistema tradicional les hace creer que con unas determinadas habilidades encontrarán su hueco, pero el mundo está cambiando. En 2020 habrá 1.300 millones de jóvenes de entre 15 y 30 años en edad de trabajar, pero el mercado solo absorberá a 300 millones”, por lo que es esencial un cambio de este paradigma.

Según Sahlberg, en este cambio necesario de mentalidad el ámbito universitario debe tomar un protagonismo esencial, dado que “su misión debe ser concienciar a los estudiantes de que tal vez no haya un puesto de trabajo esperándoles tras graduarse, que emplearse a sí mismos es una posibilidad viable y que todo depende de su creatividad y su capacidad inventiva”.

En este sentido, un ejemplo práctico de esta nueva concepción se puede observar en diseño de la nueva Universidad de Aalto en Helsinki, que en 2010 decidió aunar las enseñanzas universitarias de Tecnología, Economía, Arte y Diseño, bajo la idea de ofrecer programas multidisciplinares que permitan al alumnado el desarrollo de su formación con una mayor amplitud de miras.

Tal y como se refleja de forma irónica en una viñeta de Andrés Faro: “Ojala la distancia entre España y Finlandia fuera solo de 2.500 kilómetros…”.

About the author

Admin